La voz de los clientes

Nos hace felices hacerles felices

¿Cuál es nuestra mayor satisfacción? Evidentemente, los clientes satisfechos.

Cuando termina un congreso, siempre pedimos a nuestro cliente respuestas sinceras: ¿Cómo calificaría nuestra colaboración? ¿Tiene la sensación de haber sido bien atendido? ¿Hemos entendido qué es lo importante para usted y para el congreso, y lo hemos aplicado a la práctica?
Si recibimos palabras de reconocimiento o elogio a estas preguntas, se nos iluminan los ojos, y es que eso nos dice: bien hecho.